Spiritus, ubi vult...

Hay algunas frases que podría considerar como descatalogadas de los archivos de la memoria. Aunque, de vez en cuando, vuelven a sonarme en la cabeza. Entonces recuerdo o no su origen y, cuando lo recuerdo, puede ocurrir que no esté muy acertado a la hora de situar el momento y el por qué de algunas de ellas.
SPIRITUS UBI VULT SPIRAT (El Espíritu inspira donde quiere) es una frase que relaciono con algún importante disidente religioso a quien se le ocurrió el germen de su doctrina separatista en el baño. Vamos que el espíritu le cogió cagando, como diría ahora cualquier nena mona a voz en grito por la calle.
El diseño que traigo a la página, para una reunión de matemáticos en nuestra ciudad, dentro de unas semanas, tuvo su inspiración en un espacio poco común pero algo más social, el bar de la Facultad de Ciencias Humanas y de la Educación de la Universidad de Zaragoza (que como casi nadie sabe aquí, está en el edificio de la antigua Normal de maestros) La voz que me llegó tenía su cuerpecito incorporado. No se trató en este caso de una inspiración celeste. El soporte inicial para el dibujo primero fue una servilleta.
¿Quieres algo de la redolada?, pregunté. Pues Guara y el Salto de Roldán. Algo así, por ejemplo... y dibujé con un pilot sobre tan delicado papel con cierto cuidado y con el resultado que sigue.




El escaner me colocó el dibujo en el ordenador y con el photosoph añadí colores y alguna línea más, para llegar a la imagen del Congreso que no es otra que la que incluyo a continuación.



A partir de ahí, las posibilidades de aplicación para la portada del libro de actas, para la banderola que ocupará un espacio en el escenario del salón de actos de la Facultad. Diferentes colores, diferentes formatos. El resultado final tiene poco que ver con la imagen que sigue, pero ésta es uno de los pasos para llegar a lo que se verá a principio de curso como imagen del congreso de la SEIEM, que debe de ser algo así como la sociedad española de investigación en educación matemática. Vamos, gente muy sesuda.



2 comentarios:

fato y borrego dijo...

No sé si te habrás dado cuenta, pero la inspiración te llega con el estómago lleno, ahora es una servilleta de papel, otra vez fue en unas bandejas de cartón de canapés o pasteles, me imagino que no siempre será así, pero...

Fernando dijo...

En la cafetería de la facultad suelo tomar café (o un té frío muy bueno que prepara José Luis). De todas formas, con el estómago en condiciones se trabaja mejor. No creo que hubiera podido ser un bohemio convencional...