Dos puertas que son una

Cambiar una puerta con el ordenador resulta tarea relativamente cómoda. De hecho las dos fotografías que siguen son en realidad una sola, la segunda. A la que se le ha corrido el pilar de ladrillo en la segunda imagen para que quedara como fue construido el hueco en primera instancia, y se le ha eliminado el periódico del llamador... ventajas del photosoph. Le advertí al laborioso vecino de la farmacéutica de San Esteban que me parecía una pena que se perdiera, de la fachada en proceso de remodelación, una porción importante de esa hermosa pieza de carpintería, madera y herrajes hermosos. Pero la hilera de ladrillos se había levantado y pensaba que el asunto se quedaría como estaba.



Mi sorpresa, cuando volví al cabo de unos días y vi que la puerta se veía completa, fue considerable. Pero nada que ver con la que me produjo la explicación del sistema usado en la ampliación del vano. Había movido la columna ya edificada unos veinticinco centímetros a la derecha... Menudo trabajazo.

2 comentarios:

Cielo dijo...

Y los que no tenemos vacaciones, podemos disfrutar del trabajo, ¿o no?
;)

paisajesviajados. dijo...

Los que no tenemos vacaciones acabamos pensando que no las necesitamos... y acabamos disfrutando del trabajo. Que es salud, dicen. Aquí hay gente para todos los gustos...