Calatañazor

A veces encuentras espacios que se convertirían en una auténtica mina para tu trabajo. La lejanía hace que esos espacios no pasen a formar parte de tu imaginario habitual. Hace unos años, mi amigo Leo nos invitó a pasar un fin de semana en Calatañazor y creo que ese es uno de los espacios en los que me encontraría a gusto a la hora de dibujar, si estuviera algo más cerca, claro.
El hecho es que de aquella visita quedaron por las carpetas algunas plumillas, dibujos de los que me quedé bastante satisfecho, que hoy traigo al blog





1 comentario:

john dijo...

To the owner of this blog, how far youve come?